lunes, 30 de abril de 2018

Encuentro

Aproximándose a un amplio espacio verde de esta gran ciudad, me detengo una tarde de otoño y dejo mi mente volar, me dejo desconectar y me permito no estar atento a nada. Asimismo observo como mi mirada se relaja, se desenfoca, mira de forma diferente a lo habitual. Mis músculos se aflojan, el aire circula y llena mis pulmones más a fondo que nunca. El aroma y el sabor de un buen café se hace sentir más y más que en cualquier ocasión. Y así es como siento encontrarme, conmigo mismo, sin miedos, sin nada que reprochar o demandar. Es un encuentro cercano, sin titubeos, sin llegadas tarde, sin cancelaciones, sin mensajes, sin tildes, sin compromisos, sin frases hechas, sin no saber qué decir... porque no hay nada que decir, porque de verdad y finalmente está todo bien, y cuando está todo bien no hace falta preguntarlo. Es un encuentro, es mi encuentro.

domingo, 18 de marzo de 2018

Recuérdame

Un mundo que es vasto y dividido entre los vivos y los muertos puede fusionarse a través de las notas de una guitarra. Es así como Miguel, nuestro joven protagonista, interpreta la emblemática melodía creada por quien fue su tatarabuelo al tener que abandonar sus tierras. Gracias a ella logra que su bisabuela Coco recuerde a su papá, Héctor, minutos antes de que se extinga por completo tras haber sido olvidado en el mundo de los vivos.

Así describo la rama central de esta fascinante película que nos conmueve con sus personajes, sus colores y su estilo musical tan particular. No sería extraño que al pasar los años podamos recordarla por estos elementos inconfundibles, y no descarto que sea llevada al teatro en algún momento.

Sigamos apoyándonos en el arte, en los sonidos, en la música...
Crucemos el puente.
Mientras alguien nos recuerde, estaremos vivos.

domingo, 4 de marzo de 2018

Villa Pehuenia, aquí y ahora

Silencio. Verdadero silencio. Oídos que van acostumbrándose a la ausencia de innecesarios ruidos. Un aquietado lago, manto de plata que rodea la casa, más conocido como Aluminé, es quien une cada isla a mi alrededor. Un sol que quiere decirnos algo, después de la lluvia matinal, y después de haber estado en lo alto y en pleno fulgor durante días, se refleja como cristales en las aguas que pasan. Pájaros, conejos, los perros de la casa, son parte de la alegría de este lugar al que llamamos Villa Pehuenia, un sitio de ensueño, lleno de magia, paz y felicidad. Sensación de aplomo, de que uno es uno con el lugar, de que el verdadero ser aflora y se explaya auténtico, se encuentra consigo mismo, sin ficciones, sin engaños, sin ataduras, libre de toda rutina.

No tengo cómo describir de mejor manera este rincón en el mundo, que me recibe y aporta energías cada vez que lo visito. Me purifica, aquieta y renueva mi mente. Me permite descansar los cinco sentidos, me recuerda lo que era la lectura, la escritura, la contemplación, la distancia, el silencio, los latidos, la verdad, la conexión con uno mismo, el ser.

Mi existencia es aquí y ahora, Villa Pehuenia, en este domingo que soy, siento y existo.

sábado, 6 de enero de 2018

Los unos que hablan de los otros

Cada vez son más los hechos que generan múltiples versiones sobre sí mismos. Cada vez mayor confusión, mayor incertidumbre sobre cuál es la verdad. Cada vez más son las personas dedicadas a hablar sobre la vida de otras, a opinar sobre sus cualidades, sus defectos, sus cuerpos físicos, y sobre banalidades que no hacen a nada.

Todas estas energías ocasionan roces y malestares entre personas que quieren vivir armoniosamente. Personas que hoy se acuestan a dormir en calma mañana tendrán un malentendido por resolver entre dos más de su especie. Justamente, por los unos que hablan de los otros.

Me pregunto si tan aburrido les resulta el mundo... si tan insulsa les es la propia vida como para que a consecuencia de ello jueguen a tejer historias entre los otros.

No es odio lo que me genera. Tampoco rencor. El sentimiento que me inunda es inexplicable. Es cuestionarme por qué siendo simple la vida, los otros la complejizan de esa manera.

A todos ellos, les digo, una mirada a tiempo hacia el interior y sin dudas alcanzarán un nivel de paz que hasta ahora poco conocen. Porque los unos que hablan de los otros, ya han dejado de ser unos.

Espacios

Pienso en algo más visual que el tiempo, en algo más tangible que el paso de las horas, y pienso en el espacio. Una intersección única de sitio, posición, ubicación y nuestra mirada que todo lo transforma.

¿Cómo son esos espacios realmente? ¿Es así tal como lo vemos? ¿Era de otra manera tiempo atrás? ¿Es espacio o es tiempo lo que ven nuestros ojos? Todas preguntas que encuentran más de una respuesta en el infinito mundo de la metafísica. ¿Archivan los espacios todo lo que sucede en ellos? Cuando nos encontramos en un lugar donde poco tiempo atrás hubo gran cantidad de gente, y ahora nadie, ¿qué percibimos? ¿Podemos entonces separar el espacio del tiempo o estamos hablando de una misma cosa?

Cualquier espacio-tiempo puede ser finito o infinito, ya que hablar de infinitud supone no saber donde algo termina, y dado esto puede terminar en algún punto que desconozcamos. Y, como contrapartida, hablar de finitud indica que un espacio termina, cuando en realidad nunca lo hace, siempre sigue más allá. Por tanto puede tratarse de un límite existente dentro de las convenciones de nuestro lenguaje.

Diría que, asumiendo el tamaño que tenemos en relación al espacio conocido hasta el momento, moderemos las divagaciones y nos centremos en el espacio que nos fue dado para nuestra vida.

lunes, 1 de enero de 2018

El mejor lugar para transitar

Y se va yendo otro de los años transitados... Festejo la llegada de uno nuevo, y festejo también la existencia de todos los vividos. Diré que no existe el año ideal, cada uno es particular y diferente a los otros. Cada uno nos deja aprendizajes y valores, nos gratifica y nos sacude, haciendo que usemos nuestra experiencia para seguir saliendo ilesos, apostando a la vida. Mi mayor deseo es agradecer a la vida por todo lo que me da. No esperar un año mejor, sino que uno mismo pueda dar lo mejor de sí para hacer de su año el mejor lugar para transitar.